18

test

Tú eres tú

Tú eres tú

Por
Sarah Pichardo

Estuve leyendo acerca de un estudio que muestra cómo los nombres que se les da a los bebés pueden afectar su futuro comportamiento. (Sí, esto es un estudio real acerca de este tema.) La investigación revela que el nombre de la persona, influencia la decisión de dónde vivir, la ocupación y hasta la selección de los candidatos políticos. Naturalmente, luego de leer esto, inmediatamente me puse a pensar cómo mi nombre me ha afectado y miré que el estudio carece de especificaciones, entonces realicé una cosa mejor – lo gugulié. Comencé a buscar cómo se supone que sea Sarah, pero esto no me ayudó mucho.

La cosa es que esto me hizo pensar acerca de cómo crecemos con los nombres que nos han dado y cómo estos definen nuestras personas.

Pienso acerca de los nombres que nos decían cuando éramos niños o jovencitos y los que somos ahora. La mayoría de ellos, son probablemente, parte de tu identidad acentuada por otros – cosas que la gente notó en ti y comenzaron a conocerte por esas cosas, como por ejemplo: inteligente, atlético, musical, fornido (robusto), gracioso, vago, etc.

¿Cómo estas etiquetas influencian en la persona que eres hoy? ¿Han afectado la manera en que te ves? ¿Han determinado las decisiones que has tomado?

A mí me han llamado de todo – obstinada e impaciente, creativa y generosa. Esto ha sido reforzado por los años por otros y según el tiempo pasa, he aceptado esto como cierto y lo he adoptado para que me defina como persona. Afortunadamente, estos nombres y etiquedas con los que crecí no son falsos ni perjudiciales. Tengo un amigo que no ha sido tan afortunado. El creció en un hogar donde había abuso y, a pesar de sus mejores esfuerzos, siempre se referían a él como un estúpido y bueno para nada. Por lo que él adoptó estas palabras y etiquetas para que lo definieran. No fue hasta que terminó la escuela superior y se inscribió en las fuerzas armadas, cuando él comenzó a deshacerse de las etiquetas negativas y comenzó a vivir en forma más positiva.

Tómate un minuto y piensa en los nombres que te han dado. Reconoce que algunos son negativos, pero ciertos y que son áreas en las que necesitas mejorar. También reconoce que no todo lo negativo que te han dicho es verdadero. Juzga y acepta que el hecho de darte nombres es parte de la vida. Siempre va a haber personas a la vuelta de la esquina que te dirán que no eres inteligente o paciente o exitoso. Pero no permitas que las opiniones de otros dicten tu futuro. Si tu nombre es un factor que va a determinar la forma en la que va a ser tu futuro, entonces escoge tú tus nombres. Haz una selección concienzuda para vivir y ser la persona que tú deseas ser.

Recuerda, tú, realmente eres más que una etiqueta. En el mundo mágico de Dr. Seuss, Tú eres tú. Esa es la verdad de la verdad. No hay nadie en el mundo que sea como tú.”

¿Afectan Las Finanzas a Tu Matrimonio?

¿Afectan Las Finanzas a Tu Matrimonio?

Por
Eva Fleming

Couple saving moneySi usted y su compañero/a son como las demás parejas, entonces de seguro se pelean por asuntos de dinero algunas veces (o muchas veces). El dinero es una de las causas más comunes de fricción en un matrimonio y la razón primordial de muchos divorcios. Un estudio conducido por la Universidad Estatal de Ohio descubrió que muchos esposos y esposas no están de acuerdo en lo que abarca el ingreso de la familia, su patrimonio, y sus deudas. Sin embargo, la pareja que busca tener un “matrimonio sagrado” y harmonía financiera debe de ponerse de acuerdo en cuáles son sus metas financieras sin ignorar las diferencias que existen entre los dos.

El primer paso que una pareja debe tomar para alcanzar harmonía financiera* es reconocer el tipo de personalidad y hábitos financieros de cada uno. He aquí varias preguntas que pueden hacerse para determinar su tipo de personalidad financiera. Escojan la declaración con la que más se identifiquen y compárenla con las de su pareja.

Si no tengo dinero lo cargo a la tarjeta de crédito.

Soy cauteloso. Me gusta gastar pero nunca pido dinero prestado o uso tarjetas de crédito. Mis ahorros no son muchos, eso es todo.

Me aseguro de que he ahorrado el dinero antes de ir a gastarlo.

Soy tacaño. Honestamente no se puede tener suficientes ahorros.

Cuando hablamos de dinero debemos entender cuáles son nuestros hábitos financieros y los de nuestra pareja y qué sentimientos provocan estos en nosotros. Busquen reconocer sus sentimientos hacia la forma en la que usted o su pareja gastan el dinero haciéndose la siguiente pregunta, “¿cómo me siento cuando mi pareja no maneja bien las finanzas? Luego pregúntense, “¿cómo se sentirá él o ella cuando yo soy el que ha manejado mal las finanzas de la familia?” Recuerda que el “ahorrador” tiene en mente el futuro de la familia, mientras que el “gastador” tiene en mente la calidad de vida que llevan ahora. Los dos tienen metas dignas de ser consideradas y las podrán lograr si se unen y no ignoran sus diferencias.

Una vez que hayan determinado su personalidad financiera, entonces pueden comenzar a trabajar en un presupuesto con el cual los dos puedan vivir. A mi esposo le gusta ahorrar; a mí me gusta gastar Y hemos estado viviendo en harmonía por 25 años con pocos contratiempos porque desde el principio de nuestra relación decidimos vivir bajo el rigor de un presupuesto. Diciendo a su dinero a dónde ir en vez de preguntarse a dónde se fue les ayudará a mantener la paz en su hogar.

En tercer lugar, no permitan que el dinero se convierta en su dueño y señor y el “destructor” de su matrimonio. P.T, Barnum dijo que el “dinero es un excelente esclavo y un jefe cruel”. ¿Cuáles son los síntomas de una pareja esclavizada por el dinero? Gastan, esconden, engañan; y se mienten el uno al otro. Las parejas cometen errores financieros todo el tiempo pero en vez de esconderlo y permitir que estos destruyan su matrimonio, aprendan a perdonar y a moverse juntos hacia adelante. Su matrimonio es más preciado que todo el oro del mundo y juntos pueden conquistar muchos si no todos los obstáculos que se les presenten. No permitan que el dinero les robe la paz y la devoción que sienten el uno por el otro. Guarden sus corazones del poder que el dinero busca tener sobre ustedes; háganlo su esclavo, no su jefe.

Finalmente, recuerden que la forma en la que manejan su dinero es el mayor legado que pueden dejar a sus hijos, no el dinero en sí como muchos piensan. Si aprenden a manejar bien el dinero están enseñando a sus hijos la importancia del control propio en el frenesí de esta sociedad y la paz que viene cuando vivimos bajo un presupuesto. El entendimiento y los sentimientos que un niño tienen sobre el dinero tendrán un gran impacto en su futuro. Tomar decisiones sabias financieras es tan importante como escoger un buen candidato matrimonial o la carrera ideal. Pero si ustedes no les enseñan (con palabras y hechos), nadie lo hará.

Hagamos lo más difícil que se puede hacer en esta sociedad, liberémonos de la esclavitud del dinero y la división que toda esta polémica trae a nuestra relación más sagrada. Hagamos sacrificios, aprendamos a ejercitar el control propio, perdonemos a nuestras parejas y a nosotros mismo por errores cometidos y marchemos hacia adelante. Que su resolución este nuevo año sea la de alcanzar harmonía financiera con su pareja.

(*Noten que estamos enfatizado la harmonía financiera no el éxito financiero. Si desea éxito financiero le los libros de Dave Ramsey, Suzie Orman y Larry Burquette. Ellos tienen ideas para ayudarle a salir de deudas y a encaminarle a solidificar su patrimonio. En Lazos de Familia solo deseamos instarle a que construya un puente que le ayudará a encontrar la harmonía y la paz en su matrimonio.)

Actos de Bondad

Actos de Bondad

Por
Elsa Monroig

La bondad es la única inversión que nunca quiebra. (Henry David Thoreau) ¡Qué maravilloso es saber que los seres humanos tenemos la capacidad de pensar no solo en nosotros, sino en los demás! En la medida en que nos demos para hacer feliz a los otros, en esa misma manera seremos bendecidos. No se trata de hacer algo para recibir algo a cambio, es algo que va más allá; es un compromiso de conciencia de que somos seres gregarios y que nos necesitamos los unos a los otros.

La historia de la humanidad está llena de ejemplos de personas que su manera de vivir ha estado sellada de actos de bondad. María Teresa de Calcuta, es un maravilloso ejemplo de esto y nos dejó como legado el siguiente pensamiento: Si no se vive para los demás, la vida carece de sentido. Esta es la magia que caracteriza a la bondad, es un continuo deseo de hacer el bien sin mirar a quién.

Hace muchos años el universo conspiró para que el mejor y más grande acto de bondad se llevara a cabo. La primera GPS (una estrella) fue el mejor testigo de que el mismo se había completado, anunciando al Niño Rey, quien había llegado para cambiar el tiempo de la humanidad en dos, antes de su nacimiento y luego de este gran acontecimiento. El anuncio llegó a pastores y a magos, a pobres y a ricos. El coro de ángeles se encargó de lucir sus mejores galas para anunciar al recién nacido en un pesebre, rodeado de animales, paja y mal olor.

Un sinnúmero de letrados ha tratado de explicar lo que en aquel momento ocurrió; solo podemos decir que fue algo impresionante que todos los que estuvieron cerca del área fueron impactados y llevados hasta el lugar correcto para encontrarse con la persona correcta. Son muchos los momentos de la vida en que tenemos que tomar decisiones relacionadas con llevar a cabo actos de bondad, pero antes de lograrlo es necesario que nos despojemos de nuestro yo y nos convirtamos en un nosotros o un ustedes.

El tiempo de festividad que se avecina es un gran momento en que podemos ser bondadosos. Una mirada tierna, un abrazo, una sonrisa, un trato amable y un atento saludo; pueden ser las mejores muestras de bondad. No es necesario que afectes tu presupuesto familiar para alcanzar la meta de pensar primero en los otros que en ti o los tuyos. La reina judía Ester siempre pensó primero en su pueblo y se arriesgó para conseguir su libertad, y lo consiguió. Así mismo, Nelson Mandela siempre luchó por su nación buscando trato igual para todos.

Aprovecha el brillo de las luces y el sonido hermoso de las notas musicales de esta época para escribir en el pentagrama de tu vida actos que te conviertan en una persona diferente, en un ser inigualable. Permite que la bondad sea parte de tu ADN y aportarás para que el mundo sea uno más balanceado y apto para todos los seres humanos. Recuerda: haz el bien y no mires a quién.

¿Cómo Te Das Cuenta Si Tu Hija Es Víctima De La Violencia En El Noviazgo?

¿Cómo Te Das Cuenta Si Tu Hija Es Víctima De La Violencia En El Noviazgo?

Contribuido Por
Eva Fleming

Existen 15 millones de mujeres en los E.U. que son teenage withdrawn por sus parejas ya sea en el noviazgo o en el matrimonio. Los hombres abusan a las mujeres en un índice de 10 a 1. Por lo que aunque existen mujeres abusadoras está claro que la mayoría de los abusos son recibidos por mujeres. En los Estados Unidos, 1 de cada diez adolescentes en la escuela superior dice que fue abusada por su novio el año anterior. Las adolescentes que experimentan violencia en el noviazgo están más aptas a salir embarazadas y desafortunadamente, el abuso empeora durante el embarazo. Es por esta razón que debemos hablar con nuestras hijas desde que son muy pequeñas sobre la importancia de las relaciones saludables y sobre cómo detectar los comportamientos que no lo son.

La violencia en el noviazgo es un patrón de fuerza física (incluyendo sexual) o psicológica que impone daños en la otra persona. Esto incluye un perseguidor que se aparece en persona o electrónicamente todo el tiempo para monitorear a la chica.

Si tu hija es víctima de violencia en el noviazgo no es porque es ingenua pues los hombres que abusan a las mujeres comienzan a desplegar tendencias psicópatas desde muy temprana edad. Para ellos la conquista es un juego que no conduce al amor. Una jovencita no tiene la habilidad de detectar el juego porque no lo sospecha y no tiene referencias pasadas que la ayuden a llegar a esa conclusión. Parte del juego del que la seduce es hacerla caer en un trance con sus encantos y caballerosidad. Una vez ella ha caído en ese trance, al igual que una persona actúa cuando está bajo los efectos de la hipnosis, ella comenzara a ser sugestionable como si fuera una niña ingenua y tu como madre (o padre) comienzas a preguntarte, ¿dónde está mi hija razonable e independiente? ¡Es que no la reconozco! Si tu hija cambia su apariencia, su comportamiento, su compás moral, sus valores sociales, toma riesgos inapropiados, o se causa daño personal esto quiere decir que alguien está jugando con su percepción y manipulando sus pensamientos.

Recuerda que la decepción inicial es el fundamento del abuso. El abusador hará todo lo posible para no desenmascararse en frente de ella, por lo menos al principio de la relación. El abusador no puede mantener esta fachada de caballerosidad o de perfección por mucho tiempo, por eso comienza a mover la relación rápidamente antes de que la víctima se dé cuenta de quién es en realidad. Una vez la tiene enganchada ya sea por medio del sexo prematuro, envolvimiento emocional, dependencia financiera o un casamiento repentino entonces su verdadera identidad se hace visible.

No creo que es posible evitar con toda certeza caer en este tipo de trampa pero como padres si podemos desde que nuestras hijas son pequeñas enseñarles dos cosas: Primero, sus vulnerabilidades (deseo de agradar, generosidad, amabilidad, ingenuidad, etc.) ya que son estas vulnerabilidades la puerta que dejan entrar al abusador. Segundo, las pruebas de decepción que el abusador comienza a desplegar. Recuerda que cada engaño envuelve dos personas: el engañador y el engañado. Por eso el discernimiento, y los límites son importantes.

La meta primordial que motiva al abusador es el control del corazón, la mente, el espíritu y el cuerpo. Debido a que su deseo es controlar, una mujer nunca va a poder negociar con él, mostrarle su injusticia o pedirle que sea compasivo. Este control persistente y la dominación que ejerce cambian los patrones de pensamiento de su víctima. Di a tu hija desde que lo consideres apropiado de que si un hombre la traiciona, le pega, la empuja, la obliga a ser algo que sobrepasa sus límites y luego le pide perdón, le trae un regalo y le jura que nunca más lo volverá a hacer, entienda que esta persona no es capaz de cambiar. Lo más probable es que sus traumas sean psicológicos o hasta fisiológicos y que sus intenciones nunca se llegaran a concretar.

Si sospechas que algo está sucediendo con tu hija, hazte las siguientes preguntas: ¿Esta tu hija perdiendo seguridad y confidencia en sí misma? ¿Está deteriorándose su imagen personal? ¿Se está culpando por todo lo que ocurre y pidiendo perdón por cualquier cosa? ¿Se siente desesperanzada y humillada? Este cambio en tu hija puede ser el resultado de los comportamientos que su abusador usa como armas. Entre los comportamientos indignos más comunes que usan los abusadores están los siguientes:

La denigración. Esta desestabiliza y cambia el balance de poder. Enseña a tu hija dignidad para que sirva de barrera en entre los comentarios denigrantes y su bienestar emocional.

El culpar: “Si tan solo fueras buena conmigo no me tuviera que enojar.” Cuando uno es culpado injustamente desarrolla ansiedad y se siente amedrentado.

La crítica: “Solo te digo esto para tu propio bien.” La crítica usualmente va dirigida a lo que la chica se pone, lo que hace en su tiempo libre, sus límites y valores morales, etc.

La re-definición: El abusador quiere convertir a su víctima en su mujer ideal, borrando todo indicio de quien es en realidad para reconstruirla a su gusto personal.

La negación y mentira: El abusador es un mentiroso por naturaleza y se rehúsa a tomar responsabilidad por el mal que ha causado. Las excusas que inventa mantienen a su víctima atrapada en la relación.

El aislamiento: El aislamiento negara a su víctima cualquier cosa que pueda traerle perspectiva y fuerzas para abandonar al abusador.

Si tu hija es menor de 18 años, considera reportar a un novio abusador que está teniendo relaciones sexuales con ella recordando que cada estado tiene su propia ley. Lleva a tu hija a un lugar seguro. Si el abuso está ocurriendo en la escuela considera otra escuela o la educación virtual que se está haciendo muy popular últimamente. Considera tus opciones. Tira a tu hija una soga y trata de librarla de una relación que puede terminar haciéndole daños irreparables. Padres seamos proactivos y enseñemos a nuestras hijas a que escuchen los susurros para luego no tener que escuchar los gritos como dice el refrán antiguo de los americanos nativos.

Unidad Familiar: El Ingrediente Principal Para Disminuir El Estrés En Casa

Unidad Familiar: El Ingrediente Principal Para Disminuir El Estrés En Casa

Por
Elizabeth G. Woehr

La unidad familiar hace posible que desarrollemos las habilidades que necesitamos para resolver y enfrentar los causantes del estrés, que afectan no solo al integrante que esta lidiando con algún problema en particular, sino también a la familia en su totalidad.

Logramos una unidad familiar fuerte cuando estamos claros sobre cuál es la visión y misión que tenemos como núcleo familiar.

Obviamente todos queremos y anhelamos tener una familia saludable en todo el sentido de la palabra. Queremos que cada miembro de la familia se desarrolle física, mental, emocional, y espiritualmente de manera saludable. Esto no significa que podemos lograr un hogar totalmente libre de estrés, pues es en la casa donde la familia tiene que sentir la libertad de conversar sobre sus problemas o situaciones estresantes.

Entonces lo importante es saber cómo lidiar con y poder bajar el perfil del estrés. Para que esta visión se cumpla cada miembro deberá cumplir con un rol o una misión. Será entonces necesario hablar de los siguientes aspectos:

No ignore las situaciones estresantes. El ignorarlas nos llevaría al aislamiento o la soledad, y eso no contribuye a la solución del estrés. Basta que un solo miembro de la familia esté enfrentando una situación estresante para que toda la familia se estrese y viva un ambiente familiar tenso.

Converse acerca de las situaciones estresantes y enfrente las causales. Para esto es importante elegir el momento o lugar apropiado. Evite conversar en la cama o en la mesa mientras comen, a menos que sea una “emergencia”. Recuerdo que mientras los hijos crecían teníamos la costumbre de orar antes de dormir. A veces lo hacíamos en familia, otras veces visitando cama por cama. Orábamos de manera especial por cada uno. Esto permite darle “un cierre” a la situación conversada o vivida durante el día evitando así que sigan cargando el estrés en sus sueños.

Aproveche los momentos lúdicos. El juego es otra manera de mantener la unidad familiar. Saber jugar y saber perder se aprende en familia. Hacer énfasis en que el juego no necesariamente es para competir sino para relajarse, divertirse y aprender una forma diferente de lidiar con el estrés.

Mantenga cierta estructura en cuanto a sus horarios, actividades y el orden en la casa; esto mantendrá alejado al estrés. Esto refuerza el concepto de la unidad familiar. Sería conveniente tener un calendario grande y visible en alguna parte de la casa, en el cual todos anotan sus actividades. Así todos podrán saber lo qué está ocurriendo en la vida de cada uno. Nos ayuda para ver objetivamente si estamos involucrados en más actividades de lo necesario; así podremos priorizar las actividades y poner límites, en caso que estamos llenando el calendario de actividades sin dejar lugar al descanso o a la vida en familia.

En el calendario podemos anotar las responsabilidades caseras de cada miembro de la familia. Esa fue nuestra experiencia, cuando mi esposo estudiaba su doctorado y yo la maestría; fueron tiempos muy difíciles. Aún conservo uno de esos calendarios. Es también parte de la estructura mantener un orden en casa; tener lugar para las cosas y poder así encontrarlas con más facilidad, etcétera. Esto solo es posible cuando la familia se pone de acuerdo y hay unidad.

Prepárese para ocasiones especiales e inesperadas, tales como cumpleaños, viajes, enfermedades, etcétera. Así podrá comprar de a poco las cosas que necesitará para celebrar los cumpleaños. Revise su botiquín para deshacerse de medicinas básicas y de artículos de primeros auxilios que estén vencidas. Prepárese para viajes personales con su cónyuge o en familia. Si es un viaje familiar involucre a sus hijos en la preparación y delegue responsabilidades. Cada uno puede ayudar a empacar su maleta y, dependiendo de la edad, entregue a cada uno una lista de las cosas que pondrán en ella. A nuestra hija más pequeña, que estaba en edad pre-escolar, le dábamos una hoja con dibujos de las cosas que tenía que empacar y así la hacíamos sentir que ella también colaboraba en la preparación del viaje. Si hay niños en casa que aún no tiene noción del tiempo y espacio, recomiendo por experiencia propia añadir en el calendario unos dibujos o “stickers” que les ayude a entender que la fecha del viaje se acerca, y así evitará el estrés causado por la pregunta diaria: “Mami, ¿cuándo y a qué hora nos vamos de viaje?”.

Sea creativo al manejar el stress. Algo que causaba estrés en nuestra casa, al momento de las comidas, era que los niños se peleaban por querer sentarse al lado de nosotros sus padres; y como ellos eran tres, generalmente uno de ellos terminaba frustrado. Además no estaban tan gustosos de ayudar a cumplir con la responsabilidad de poner o arreglar la mesa para comer. Mi esposo sugirió que al que le tocaba arreglar la mesa se le daría el privilegio de decidir, también de forma creativa, quién se sentaba dónde. Eso puso fin al problema y todos lograban ayudar, y también disfrutar por turno su puesto de “privilegio” en la mesa.

Esto, y mucho más, nos ayudará a lograr bajar el nivel de estrés en la familia. La mejor manera de lograrlo es mantenernos unidos, detectando causas del estrés, dialogando sobre ellas, buscando maneras de enfrentar éstos juntos, y cumpliendo con nuestros roles asignados para superarlo. Esto, además, creará oportunidades para establecer un ambiente familiar donde toda la familia se sienta a gusto y para que nuestros hijos aprendan a controlar el estrés cuando tengan sus propias familias.

¿Cuánta Tecnología Es Apropiada Para Los Hijos?

¿Cuánta Tecnología Es Apropiada Para Los Hijos?

Contribuido Por
Eva Fleming

Cada generación de padres ha tenido que lidiar con diferentes retos, y parece que los padres de hoy luchan para mantener a sus hijos conectados al mundo real a pesar de las atracciones del mundo virtual de textos, redes sociales, y juegos cibernéticos.

Para curvar el apetito insaciable de nuestros hijos por la tecnología, preguntémonos ¿Qué tipo de personas queremos que sean nuestros niños cuando sean adultos?

Sabemos que la tecnología es excesivamente adictiva y los niños no tienen el control propio para frenar una adicción, por lo que los padres tienen que actuar con cautela convirtiéndose en el control externo que ellos necesitan. Por ejemplo, no hay que comprarles constantemente juegos nuevos que los mantengan hipnotizados. Podríamos optar por comprarles un juego electrónico en el verano, y otro durante el receso de invierno. Poniendo un límite de dos juegos al año nos asegura que una vez ellos terminen el ciclo de cada juego, tengan tiempo libre para desarrollar otros intereses. La lógica es hacer todo en moderación; ya que el exceso nunca es saludable.

Es importante que como padres tengamos en cuenta que estamos críando a adultos. ¿Qué clase de adultos estaremos criando si permitimos que nuestros niños sólo vivan en un mundo cibernético? Anímate a tomar el control de la tecnología que tus hijos consumen para que no se hagan esclavos de la misma. Piensa que un día serán los esposos o esposas de alguien y que una vida balanceada es el mejor regalo que puedes darle a su futura familia.