En las buenas, las malas y las mejores

Family Bridges

En las buenas, las malas y las mejores

Por
Elsa Monroig

“Lo que me hace feliz es ver a mi familia unida en las buenas y en las malas.” – Asunción

Muchos son los momentos que viven los integrantes de una familia que determinan su comportamiento en todos los renglones de la vida. Unos son de mucha alegría como es la el nacimiento de un bebé, llegada de un nuevo integrante, el logro alcanzado por alguno otro. Mientras tanto, hay otros que son muy tristes como la pérdida de un ser querido o un accidente que inhabilita a alguien.

Sin embargo, cuando hacemos una mirada retrospectiva a todo el desarrollo de nuestra familia, nos podemos dar cuenta que son muchos más los momentos que son mejores. Esto nos debe llenar de esperanzas en los peores. Siempre hemos recibido mayores bendiciones que las pérdida sufridas. Nuestros minutos positivos han sido muchos más que los negativos. Hay más gente que nos respeta y nos ama que la que no. Entonces, una excelente resolución como familia debe ser que no importa lo que estemos viviendo en el presente, el pasado nos ha demostrado que podemos superar las más grandes pruebas y el futuro nos reta a que volvamos a empezar.

No se vale claudicar cuando las cosas no nos han salido como las hemos pensado e incluso planificado. Re-inventemos el momento. Permitamos a todos los integrantes del núcleo familiar aportar sus ideas para comenzar de nuevo. Un espíritu derrotista y negativo solo lleva la familia hacia un precipicio. Sabemos que tendremos momentos no muy buenos, pero de ellos aprendemos para alcanzar nuevos retos. “De cada limón se puede hacer una rica, sabrosa y refrescante limonada.”

Ahora bien, nada ocurre si no lo intentamos. Atreverse es de valientes. Vencer los miedos, las inseguridades, los malos momentos, el pasado tortuoso, el presente incierto; aun deponer los proyectos personales en favor de los familiares, es una actitud muy sabia y prudente. Eso nos dará las fuerzas necesarias para levantarnos cuando lo necesitemos y caminar sin pausa, pero sin prisa hacia nuestras metas hasta alcanzar todo lo propuesto.

Este es el mejor equipo de trabajo, cuando todos los integrantes de la familia trabajan juntos hacia un mismo fin y su consigna es “Todos para uno y uno para todos”. ¡Echa hacia adelante y no permitas que lo malo de un momento consuma lo más peciado para los seres humanos, SU FAMILIA! Una nube oscura no debe nublar todo tu día, será pasajera y se prepara un hermoso sol para darle brillo de luz de nuevo.

Si te sirve de motivación para dar un paso hacia adelante, aquí te dejo un dato histórico presentado por el cristianismo durante las edades, es que aun Jesús tuvo cuidado de toda su familia mientras permaneció en la Tierra y al momento de morir, encomendó a su madre a uno de sus discípulos. El no permitió que la circunstancia negativa opacara el cuidado de un hijo por su madre (su familia). Recuerda, estamos en las buenas, las malas y las mejores. ¡Adelante, voy a ti! ¡Tú puedes!

Talk To Us

Your email address will not be published. Required fields are marked *