El Éxito está a solo unos Pasos…

Concept of a man follows the right way

El Éxito está a solo unos Pasos…

Por
Eddie Morales

Yo no creo haber conocido a alguien que dijera “Quiero ser un estudiante mediocre.” “Quiero ser un empresario de poca calidad.” “Espero que en este trimestre mis inversiones vayan por debajo del promedio del mercado.” “De verdad espero que esta relación no funcione.” O “Quiero llegar a la base y que me den un “strike.” No, la gente quiere graduarse con honores, ser líder en la industria, ver ganancias en sus inversiones, tener relaciones exitosas y yo creo que todos queremos anotar una carrera cada vez que nos propongamos algo. ¿Por qué? Pues porque todos tenemos ese deseo de lograr el éxito y de triunfar en la vida. Todos queremos ser exitosos en algo.  De hecho, yo creo que nos gusta ser victoriosos. Disfrutamos la sensación al lograr algo, esa emoción que sentimos al superar un obstáculo, sin importar lo grande o pequeño que sea. ¿A quién no le gusta cruzar la meta final de una carrera después de haber entrenado diariamente durante 6 meses? ¿A quién no le gusta recibir un diploma después de 4 años de estudio? ¿Quién no se emociona al lograr resolver un Cubo Rubix o al lograr pasar el nivel más difícil de un juego?

Todos queremos ser exitosos en algo. Yo creo que, para lograr el éxito, primero tenemos que tener una imagen clara de lo que consideramos éxito para nosotros como individuos. Tenemos que ver más allá de nosotros mismos y definir lo que significa el éxito para nosotros, porque existen muchos estándares allá afuera. Para algunos, el éxito significa ganar más de $100,000. Para otros, obtener un grado universitario es el escalón que los llevará al éxito. Mientras que otros creen haber logrado el éxito (#metasdevida) al casarse con esa persona especial y haber formado su familia. Pero, ¿qué representa el éxito para ti? ¿De qué manera defines el éxito en tu vida? Si vamos a lograr cualquier tipo de éxito, debemos entender que el éxito comienza con nosotros mismos. Viene de la realización, que te lleva a una investigación y que te dirige a una reacción. Te explico.

Realización. ¿De qué manera te gustaría ser recordado? ¿O por qué cosa te gustaría que te recordarán? Ver el panorama general nos permite ingeniar en retroceso y darnos cuenta de por qué hasta las más pequeñas decisiones y acciones del día a día pueden llevarnos al éxito. ¿Cuál es tu misión? Yo creo que todos tenemos un propósito en esta vida. Una manera que nos puede ayudar a identificar cuál es nuestro propósito, es hacernos algunas preguntas claves. “¿Quién soy como persona?” ¿En qué soy bueno? ¿Qué disfruto hacer? ¿Qué me apasiona? ¿Por qué? Usualmente, hago este ejercicio con estudiantes de primaria, pero creo que hacernos estas preguntas puede ser fundamental y de validación para personas de todas las edades. Creo que nos sirve, por lo menos, para darnos una imagen clara de nosotros mismos. Además, te ayuda a preguntarte, “¿Hacia dónde me dirijo?” Identificar quién eres y a dónde quieres llegar te permite fijar metas y a identificar las cosas que quieres cambiar y las que quieres lograr. Todos necesitamos un norte, algún destino, por el cual, iniciar una jornada. Así sean metas de acondicionamiento físico, metas familiares, metas financieras, escríbelas. ¿Cuál es tu ganancia? Eso conlleva desarrollar un plan de acción para llegar a tu meta.

Investigación. ¿Qué pasos tengo que tomar para lograrlo? ¿Cuál es mi base, cuál es mi punto de partida? Todos iniciamos en algún lado.  Necesitas algo con lo que puedas medir tus resultados, algo a lo que puedas dar un vistazo y que ayude a motivarte. Entonces, ¿cuál es tu plan de acción? Frecuentemente, escuchamos que “si no existe un plan, el fracaso es seguro.” Creo que esto tiene mucha validez. Sin un destino en mente y un plan de cómo lograr llegar ahí, terminamos caminando sin rumbo fijo.  Ahora te pregunto, ¿en qué área estás tratando de alcanzar el éxito? ¿En ejercitarte? Ok, entonces seamos más específicos. “Quiero perder 10 libras.” Y establece, ¿cómo vas a perder esas libras? ¿Puedes solo esperanzarte a que se derritan solas, irte a dormir y levantarte 10 libras más liviano? Probablemente no.  Es muy probable que requiera de ejercicio, comer saludablemente, reemplazar hábitos no saludables con alternativas saludables. ¿Para cuándo quieres lograrlo? ¿Quieres un “six-pack” para el verano? Mi punto con todo esto es que, para salir victoriosos, es necesario hacer un poco de investigación y fijar metas que sean lo suficientemente específicas y realistas. No tengas miedo de empezar con metas pequeñas, porque a veces, algunas cosas pueden parecer inalcanzables y nos pueden afligir tanto que nos congelamos. No hacemos nada. Esos sueños, ideas, metas, solo se quedan plasmadas en papel. Así que lo más específico y realista que seas, aunado a esfuerzo y buen entendimiento de por qué quieres lograr cierta meta, te ayudará a llegar al último paso.

Reacción.  Ya sabemos de lo que somos capaces. También sabemos a dónde queremos llegar y lo que nos va a tomar llegar ahí. Entonces, nos toca ser como NIKE y su slogan “Just Do It” – “Hazlo.” Habrá piedras en el camino. Obstáculos que superar. Probablemente tendremos tropiezos. Pero celebra los pequeños logros. Fíjate pequeñas metas intencionales que te ayuden a lograr una meta mayor. ¿Qué puedes hacer hoy para lograr llegar a dónde quieres? Una de las mejores recomendaciones que puedo darte es que tengas un grupo de gente que te apoye. ¿Quiénes son los porristas en tu vida, aquellos que te animan a seguir? Familia, amigos, maestros, mentores… es importante tener a estas personas en tu vida. También es importante decirte que, al formar estos sistemas de apoyo, quieres encontrar gente, que directa o indirectamente, hayan logrado éxito en el área en la que tú quieres obtener éxito. Ellos pueden servirte como ejemplo de lo que luego puedes modelar tú. También pueden servir como motivación cuando las cosas se tornen difíciles. Busca ese apoyo.

¿Cómo puedes comerte un elefante? Una mordida a la vez. ¿Cómo puedes correr un maratón? Un paso a la vez. Cualquiera que sea tu meta, proyecto, tarea en la quieres lograr el éxito, recuerda que es un proceso. No te brinques el proceso, porque es precisamente en ese tiempo donde está el mayor aprendizaje, crecimiento y donde desarrollarlas los ingredientes necesarios para futuros éxitos. ¡Sal y haz cosas grandiosas!

Para más ideas, tips y otros blogs sobre la familia y las relaciones interpersonales síganos en las redes sociales @lazosdefamilia.

Talk To Us

Your email address will not be published. Required fields are marked *