La jornada de mil millas comienza con un paso

new project

La jornada de mil millas comienza con un paso

por
Eva Fleming como parte de ¡Qué Gente, Mi Gente!

“¿Cuál sueño personal ha evitado seguir por darle lugar a un capricho pasajero? Reflexione sobre cómo quisiera ver su vida de aquí a diez años y persevere hasta lograr dichos sueños.”

Algunas veces nuestro cerebro puede sabotear nuestro progreso cuando procedemos sin metas. Uno de sus más grandes saboteos es prevenirnos comenzar proyectos que nos ayudan a alcanzar nuestros sueños.

El cerebro nos hace pensar que los pasos que debemos tomar para alcanzar nuestros sueños son imposibles y nos los hace ver como montañas imposibles de escalar. Sin embargo, existe una manera de “confundir” el cerebro. Esto es, comenzar. Cuando finalmente comenzamos el proyecto estamos en mejor posición para terminarlo. Por esto hay que comenzar, aunque sea a regañadientes. Ten en cuenta que tu cerebro tiene la tendencia de enfocarse en la porción más difícil de la tarea. Por eso es que muchos de nosotros evadimos el trabajo y no lo comenzamos. Pero cuando uno comienza, el cerebro se adapta y es entonces cuando determinamos concluir.

El famoso proverbio chino resume esta tendencia del cerebro recordándonos que “la jornada de mil millas comienza con un primer paso.” Una vez comiences, te darás cuenta que lo que estás haciendo no es tan aterrador como imaginaste. Aprende a combatir a tu propio cerebro y alcanza todas tus metas.

Para blogs, tips e ideas sobre las relaciones personales, síganos en las redes sociales @lazosdefamilia y @quegentemigente.

Talk To Us

Your email address will not be published. Required fields are marked *