El Papel de Padre que Desempeña mi Esposo

14572243_10210123347016613_4559012586142783986_n

El Papel de Padre que Desempeña mi Esposo

Por
Eva Fleming

No sé tú, pero de vez en cuando yo observo y reflexiono sobre el tipo de padre que mi esposo es para nuestros hijos y una sonrisa furtiva pasa por mis labios. Él no es el padre divertido y energético que lanza a los niños en el aire o juega con ellos en la corte de básquetbol. Pero cuando veo a mis hijos creciendo y madurando, independizándose y abrazando la vida, tengo que admitir que este hombre tan reservado ha hecho algo muy bien. ¿A qué más podría atribuir el hecho de que mis hijos son tan adaptables, trabajadores, responsables, respetuosos y enfocados? ¿Sería tal vez, porque viven bajo la influencia de la mano estable de un padre que los lleva a las prácticas de karate todas las semanas, les confía trabajos grandes, les tiene expectativas altas y les provee los recursos para que ellos triunfen? Yo así lo creo.

Mi esposo ha estado proveyendo para nuestra familia física y financieramente por casi tres décadas. Pero mejor aun, él provee un hogar estable donde el amor y la confianza pueden florecer. He hecho las siguientes observaciones sobre el tipo de adiestramiento paternal que veo bajo mi techo:

  1. El papel que desempeña mi esposo es una expresión de masculinidad. La verdadera virilidad modela un comportamiento saludable y caritativo en las relaciones. Esto es bueno para mis hijos porque ellos están aprendiendo a encontrar su lugar en la sociedad con el poder de un buen modelo. Y es fantástico para mi hija porque la forma primordial con la que ella ha aprendido cómo los hombres se comportan en una relación saludable, ha sido observando a su padre. La mayoría de los divorcios y la violencia doméstica sucede a hombres y mujeres que crecieron sin un padre modelando un comportamiento compasivo en el hogar (Steve Stosney, Ph.D).
  2. El papel de mi esposo es integral para el bienestar de nuestra familia. Yo sé lo que los estudios hechos por gigantes de las ciencias sociales han descubierto sobre la paternidad y la lista es larga. Te invito a que leas el libro Fatherless America de David Blankenhorn. Blankerhorn dice, “que la falta de padres en los hogares modernos es la tendencia más dañina de esta generación.” Pero nuestra familia se ha beneficiado de hijos emocionalmente estables que sobresalen en sus estudios académicos, no demuestran desórdenes de comportamientos y no se involucran en comportamientos agresivos todo porque, estoy segura, hay una figura paterna que toma su papel en serio en nuestro hogar.
  3. La paternidad es buena para mi esposo. La bioquímica y actividad neural que se ha activado en su cerebro después de convertirse en padre, literalmente, lo ha mantenido vivo y enfocado. Amar a sus hijos y sacrificar las comodidades personales para verlos triunfar ha convertido a mi esposo de un soltero egoísta a un ser humano altruista y abnegado. El tal vez lo empuja hasta al límite ya que todavía maneja un auto de 15 años para hacer el sacrificio financiero que beneficia a su familia.

Si preguntas a mis hijos sobre su padre, lo primero que te dirán es, “cuando tengo una inquietud y le pregunto a mi padre, él averigua más de lo que yo pensaba sería posible. El mira las cosas desde todos los ángulos, es muy detallado. Esto me comunica que mis inquietudes sí le importan y desea que tome la mejor decisión posible. Mi padre, realmente, tiene mi bienestar en mente.”

En mi hogar, mi esposo es honrado por su carácter, lo cual, ahora que lo pienso mejor es la misma razón por la cual mis hermanas y yo honramos a mi propio padre. Era un hombre de principios, compasivo, altruista y visionario. Mi esposo es honesto, responsable, confiable y detallado. ¿Y tú (o el padre especial que vive en tu hogar), qué atributos de carácter estás pasando a tus hijos? Ya seas un padre activo, intrépido, afectuoso o uno reservado, estable o determinado, nuestra sociedad te necesita y tu familia también.

Mientras que la representación de los artistas de Hollywood en roles paternos como los de Homero Simpson con su mal humor, vulgaridad, negligencia, torpeza, borrachera y personalidad ignorante e idiotizada puede ser cómica, es definitivamente incompleta y gracias a Dios no representa a todos esos maravillosos padres que yo conozco. En estos días la seriedad del rol de un buen padre va en aumento. ¡Y esto sí que es muy buena noticia!

Para más blogs sobre relaciones saludables y más, síguenos en las redes sociales como Lazos de Familia.

Talk To Us

Your email address will not be published. Required fields are marked *