Presupuesto para la llegada de un Bebé

baby and piggy bank

Presupuesto para la llegada de un Bebé

por
Freddie Beckley

¡Felicidades, van a tener un bebé! Ahora, ¡a trabajar duro! Es broma. Puede que solo tengas unos cortos meses de preparación para recibir a tu hermoso regalo, pero este tiempo debería ser divertido, agradable y simplemente placentero. No solo para ti y tu cónyuge, sino también para tu bebé.  Estudios demuestran que los recién nacidos son fuertemente influenciados por los niveles de estrés de sus padres. Aun estando en el vientre, un bebé puede escuchar lo que sucede a su alrededor, y tu seguramente no quieres que les escuche discutiendo o estresándose. Así que, pensando en el bienestar de su bebé, aquí les paso una lista de tips sencillos para alivianar una de las partes más estresantes de ser padre – las finanzas.

 

  1. Espera antes de comprar al Mayoreo

Cuando mi esposa y yo nos preparábamos para nuestra bebé, queríamos tener bastante de todo. No queríamos estar sin suficiente Tylenol para bebé o sin termómetro o pañales a media noche cuando más lo necesitáramos. Como resultado, compramos muchas cosas por adelantado y a final de cuentas tuvimos que donarlo o deshacernos de algunas de ellas.  Un ejemplo de esto fueron los chupones. Compramos una docena de ellos y además recibimos otra docena como regalo. El único problema fue, que a nuestra bebé no le gusta el chupón. Bueno, viéndolo del lado amable tenemos unos regalitos para nuestros amigos que vayan a tener bebés en los siguientes años…

Conclusión: Existen ciertos artículos que no caducarán nunca y serán útiles siempre, por ejemplo, las toallas de bebé húmedas o la leche en formula, pero otros tendrán fecha de caducidad.  Los pañales y la ropa, por ejemplo, no siempre les quedarán. Ten cuidado de no comprar de más, de cada artículo, solo para sentirte preparado. Compra lo suficiente para un mes, y una vez tengas un mejor sentido de lo necesario, podrás comprar más.

 

  1. Biberones

A nosotros nos preocupaba que a nuestra bebé no le gustara un biberón que no fuera de cierto tamaño o diseño, así que compramos como 9 de diferentes estilos. No fue mala idea, pero sí se nos fue la mano. Hemos descubierto que a nuestra hija no le importa mucho el tipo de biberón del que toma y nosotros preferimos el de la marca más económica porque va con el extractor de leche que usa mi esposa.

Conclusión: compra varios tipos de biberones, pero pocos, para que después veas cual prefiere tu bebé.

 

  1. Aprende a Compartir

Yo estaba tan emocionado por convertirme en papá que comencé a comprar todo lo necesario. Me compré mi propia pañalera y la llené de cobijas, una almohadilla para cambiar pañales, shampoo para bebé, cremas, etc. Mi esposa hizo lo mismo, y ahora tenemos dos pañaleras surtidas con pañales. En teoría suena bien, pero como no tenemos gemelos, solo llevamos una pañalera cuando salimos. La otra se queda en casa.

Conclusión – Comunícate con tu pareja para compartir lo necesario. No necesitas 2 de todo.

 

  1. Compra Temprano y Seguido.

Mi esposa es brillante. Déjame contarte porqué. Ella comenzó a comprar ropa desde que nos enteramos que estaba embarazada, hasta talla de 12 meses. Cuando nuestra hija nació ya tenía blusas, pantalones, mamelucos, guantes, gorros, abrigos, chamarras, suéteres, calcetas, y trajes de baño necesarios hasta su primer cumpleaños. Y como programamos las compras durante nueve meses, solo compramos en las secciones de remate en las tiendas de niños. ¿Sabías que los trajes de invierno están entre 60-90% de descuento durante la primavera? Ahora lo sabes.

Conclusión – Hazlo. Compra ropa de remate unos 6-12 meses antes y no solo te saldrán más baratas, sino que ahora tu bebé tendrá más posibilidades de ser el único bebe con este traje bonito de Navidad, pues seguro los dejaron de hacer. #Yay

 

P.D. Busca artículos en Internet también. Nosotros compramos formula y toallitas de bebé húmedas al mayoreo y nos ahorramos un buen.

 

  1. Encuentra el Encanto en lo Gratuito

Hice mis investigaciones, y el arrepentimiento financiero principal de los padres primerizos es gastar dinero en juguetes y regalos que el bebé no puede apreciar. ¡Evita cometer el mismo error! Si quieres obsequiarle algo a tu bebé de 6 meses, dale una caja. Si quieres que viva una experiencia espectacular, no lo lleves a Disneylandia. Llévalo al parque. Es gratis.

Conclusión – Encuentra todas las cosas gratis que puedas y disfrútalas con tu bebé. Muchas bibliotecas y liberarías tienen un tiempo de lectura para niños. Otro lugar en el vecindario ofrece clases gratuitas de música para bebés. A medida que crecen tus hijos, querrán más y más cosas caras. Disfruta este tiempo bonito donde no tienen idea de lo que ocurre a su alrededor.

 

  1. Intercambio de Bebés

No es que no quieras a tu bebé, pero vendrá el tiempo en que una noche para una cita romántica con tu cónyuge les caerá muy bien. Cuando llegue ese momento, no gasten dinero en contratar una niñera. Encuentren un buen amigo/a o familiar en quien confíen para cuidar a su bebé unas cuantas horas. Aun mejor si ellos también tienen un bebé. A mí me gusta programar Intercambios de Bebés. Es decir, cada pareja nos turnamos para cuidar el bebé de la otra pareja. Cuando tu pareja y tu cuidan del otro bebé, tu bebé podrá trabajar en sus habilidades sociales. Y cuando tu cónyuge y tu quieran salir, se sentirán más cómodos dejando a su bebé con un amigo/a de confianza que con alguien contratado.

Conclusión: Los bebés suelen venir en rondas. En el último año, 8 de nuestros amigos cercanos se han embarazado. Encuentra a esos amigos con un hijo de la edad del tuyo y pídeles que intercambien el cuidado con ustedes.

¿De qué manera te has preparado tu para la llegada de un nuevo miembro a la familia? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Para blogs, tips e ideas sobre finanzas, la vida y las relaciones interpersonales, síganos en las redes sociales @lazosdefamilia.

Talk To Us

Your email address will not be published. Required fields are marked *